Hoy me he levantado con el día feliz

Hoy me he levantado con el día feliz

Sí, hoy es uno de esos días en los que te levantas con una gran sonrisa de verdad y no en plan cara de póker, y piensas que nada puede arruinarte el día.

Me levanté esta mañana con mi gran sonrisa ( 😀 ), y vi en el reloj que era un poco tarde y no me iba a dar tiempo a arreglarme el pelo de loca: no importa, hoy es un día feliz, vamos a clase con nuestra gran sonrisa, pero primero un desayuno nutritivo! Bip, error, en la cocina solo hay café y manzanas. Pues nada, nos comemos la manzana y tomamos un café, no pasa nada, hoy es un gran día.

Me voy corriendo para clase, y bajo como siempre por la escalera de incendios (así hago algo de ejercicio, a ver si evito que me crezcan raíces y otras cosas de tanto estar sentada). Cachiss, justo hoy, la puerta está cerrada y el pestillo atrancado desde fuera, my útil en una escalera de incendios. No pasa nada, sólo vivo en un décimo, así que vuelvo a subir corriendo para poder entrar en mi planta y bajar por el ascensor mientras le sonrío al espejo y me digo que hoy es un gran día.

Ahora sí que voy tarde a clase, así que echo una carrera en plan exprés, creo que es efectiva porque cuando llego me encuentro a Kevin y Anna, la clase aún no ha empezado, yupi!! Pero vamos un poquito tarde así que decidimos coger el ascensor, y suben otras cuatro chicas noruegas.

Empezamos a subir y el ascensor va y se para. Así, sin avisar, sin preguntarte si querías bajar o no, sin importarle si tenías cosas que hacer o si ibas tarde, sin tener en cuenta que dentro podía haber alguna española claustrofóbica que necesita desesperadamente un espacio vital amplio y vacío y que empieza a hiperventilar y no puede respiraaaar (uuuuffuuuuuuffffuuuuuuufffffffuuuuuufffff).  Nada, el ascensor inmisericorde se para. 10 minutos (¿en serio, solo 10 minutos?, venga ya, Kevin tu reloj no va…). Al final vienen unos señores amables, lo arreglan y podemos salir, yo por supuesto con una gran sonrisa porque es un gran día y me subo a tiempo para el gran curso de Zotero (para los profanos, un gestor bibliográfico, para los más profanos, un programa que te ayuda a escribir al final las fuentes que has consultado para hacer tu trabajo, entre otras cosas, pero si quereis saber más pues os haceis vosotros un curso).

Enciendo mi ordenador mientras respiro profundamente (aún tenía cierto déficit de aire) y me propongo a seguir rápidamente las instrucciones de mi profesor. Paso 1: abre firefox. «profe, mi ordenador no tiene firefox y no tengo permisos para instalarlo». Pues nada, me cambio. Paso 1 bis: abre firefox. «profe, mi ordenador da un mensaje superchungo de error». El profe super amable me explica: Ah, pues resulta que es que tu número de usuario está bloqueado, dejame que lo apunto a ver si podemos arreglarlo… Paso 1 bis bis modificado: da igual, no hace falta que abras firefox. Procedamos al paso 2: instala zotero, ah, tú no, que tu no puedes. Pues paso 3: abre las instrucciones que están en la plataforma IVA. «profe, que como yo no soy una DILLer no me han dado contraseña de IVA».  Paso definitivo: «vale, no hagas nada y mira a la pizarra». Voy a contar algo que quizá no sepais: hacer un curso práctico sin poder practicar no es igual de divertido…

Termina la clase y descubro que en 40 minutos tengo que estar de vuelta en la facultad (obviamente fueron 55, para que engañarnos), así que me voy a casa con mi gran sonrisa a ver si me ha llegado el paquete de casa lleno de cosas buenas. Jum, no. Seguro que lo han olido y me lo han robado en las aduanas…Subo y escribo unos 14 minutos sobre cuevas, me como otra manzana (comentario friki: sólo como manzanas y pierdo cuadernos, soy un potencial Ryuk 😉 ) y me vuelvo a ir.

Como soy una persona con suerte, me encuentro que la puerta de la escalera de incendios ya está abierta así que corriendo a clase otra vez, por supuesto subo por las escaleras, he llegado un poquito tarde, así que el grupo de estudio ya ha hecho más o menos la división por grupos de trabajo de acuerdo a los intereses que habíamos señalado previamente (nada de yo me hago el grupo con mis amig@s, que va…aquí los grupos se hacen por afinidades académicas, no personales. Qué profesionales estos DILLers).

Estoy en el grupo con una chica noruega que ha demostrado en clase varias veces que su cerebro funciona a otro nivel, una chica etíope que ha estudiado informática y su expediente fue tan chachiguay que la llamaron para un proyecto de desarrollo de software libre en una institución de su país, y con Dydimus, que va a quedar feo no presentarlo, pero es que faltó el día de las presentaciones y no se que decir 🙁 . Nuestro tema es Open Source (que espero que sea lo que yo creo que es, si no ya la he liado). Deseadme suerte, mucha mucha mucha mucha suerte.

En el break de  la sesión me he ido al super, por supuestísimo con una gran sonrisa, que al fin, ha sido recompensada. ¡Regalaban café y un minidonuts!  Y encima he podido comprar: tengo más manzanas, rúcula y sauerkraut. Definitivamente ha sido un día muy feliz :D.

Ahora toy en la sala de ordenadores esperando para el siguiente workshop (no tengo ganas de buscar la traducción, llamémosle curso) y escribiendo esto. Time to go…

Os dejo un vídeo de una señora rusa que bien podría ser vikinga, de hecho fue la estrella del último Viking Rock…Toma Pagan Metal Folk del bueno:

Por cierto, boss…¿cómo lo ves si le saco un pantallazo a la chavala esta para ilustrar el módulo 3? 😉

0

8 comentarios sobre “Hoy me he levantado con el día feliz

  1. Eres jodidamente positiva!!!
    Eso está bien, eso está bien…si al final tu consigues lo que quieres mija. Ánimo con todo YES WE CAN!. Imagino esa sonrisa que dices que tenías.
    Por cierto, si el cuaderno ese tiene ese pequeño matiz que tú sabes, suéltalo por aquí que yo me siento capacitada para cambiar el mundo, o no. La cosa es probar.
    Ah, con James Brown mejor.
    Un beso desde las alemanias!!!

    0
  2. Eso, eso, que yo lo miro de vez en cuando ilusioná y me encuentro el mismo artículo. ¡¡¡Esto no puede ser!!! Me voy a poner en huelga, digoooo

    0
  3. Uy qué ilu, ¡los fans me reclaman! 😀 Yujuuuuuuu

    Tendré que escribir algo, pero un poquito de paciencia, que ahora mismo una entrada va a ser bastante insulsa, y ya sabéis porqué…

    0

Deja un comentario