Yo tenía un blog

Yo tenía un blog

Así es…hubo una vez cuando yo era joven y tonta que escribía en un blog el curioso rumbo de mis sueños polares. Pero de esto ya hace casi un mes (o dos) y jamás se me ocurriría pedirle a alguien que remontara su memoria tantos millones de segundos atrás. Así que sed majos y haced lo mismo conmigo: perdonadme que me salte de un a sola vez dos meses y los condense aquí en una entrada que, aviso, podría ser larga…

Algún día de noviembre que salimos y ¡¡no tocó Friday’s!! –

Increíble, pero cierto. Terminé el libro gordo de Petete espeleólogo y me dispuse a arrastrar por caminos insanos a cualquiera que se dejara. Cuando hablo de caminos insanos de x tragos en Granada me refiero a la Who, aquí cómo no tienen de eso me conformo con el DeVille’s o el Rock in. No están mal, pero es que todo mejora con una jarra a 2 euros. Pues eso, que Hanka, Tuyen y Agnija se apuntaron a esto de una tranqui-noche de chicas y nos fuimos de fiesta a sitios oscuros dónde se oye música infernal (léase rock).  No hay mucho que contar de esta noche, sólo un par de cosas:  una, que Avenged Sevenfold mola y dos: Mire, recuerdos.

Stendhal estaría orgulloso

 

 

Esos terribles días… –

Muchos ya hemos pasado por esos terribles días de exámenes, estrés y tareas dejadas para el último momento (que no es mi caso, que yo soy una chica responsable), así que no hace falta que os cuente de que va esto y me puedo ir directamente al momento en el que aquí la cosa se torna un pelín diferente. Nada que objetar a las presentaciones en público y en inglés (bueno, sí, muchísimo que objetar, pero me lo voy a callar ahora que se que mi defensa-evaluación de Digibug no ha salido tan mal. Mejor no tentar a la suerte).

Pero eso de los exámenes…¿qué es eso de un examen de 6 horas, SEIS: eso es la cuarta parte de un día, son 360 minutos, 21.600 segundos, son 5 sesiones de “you have watched 72 minutes of Megavideo”, es lo que  va desde que salía hasta que se pone el sol, es un día completo en Tailandia (que tienen el sistema de 6 horas), es tiempo suficiente para aprender cómo funciona el genoma humano, ¡¡ES UNA CAUSA DE MUERTE!!. Y sin embargo, lo hice. Me fui, me planté en una silla incómoda, firmé varios papeles (aún no se si en alguno me estaba autoinculpando de algo, desde luego no me los iba a leer en inglés e impresos en hojas amarillo saturado) y me dispuse a pasar las 6 horas más horribles y largas de mi vida, que al final se convirtieron en cuatro y media porque ya me estaba picando el culo, el cerebro y el hambre y porque no sabía más respuestas, pero eso es secundario.

Por si alguien se pregunta cómo se sobrevive a seis horas de examen y si es absolutamente imprescindible ser una especie de cyborg sin necesidades fisiológicas aclararé que no: te permiten entrar al examen prácticamente con todo lo que quieras: bebida, comida, apuntes, pendrive, tu agenda, estuches a lo Mary Poppins, o los libros que que hayas podido saquear de la biblioteca…de todo (menos iPad, lo que despertó bastante mi curiosidad sobre estos cacharros. Después ya me aclararon que en general mejor no llevarte nada con conexión a Internet). Lo de la comida no me parece mal, porque 6 horas sin comer con el cerebro funcionando es duro, (si vas cómo yo en standby tampoco es tan complicado) pero…¿zanahorias? ¿era necesario?

– Mi cerebro leyendo hacia dentro: “Model your ontology in…”

– Mi vecina de atrás: crunch, crunch, crunch (no sé cómo es exactamente la onomatopeya de masticar zanahorias)

– Mi cerebro: Grññlkjkljhgfytrillkillyoukhgfffjkkhgfdillkillyou,nhbhjgcillkillyoukillyoukillyou

Y sin entrar en cuestiones escatológicas, aclaro que tampoco hace falta que vayas con dodotis, hay dos vigilantes que te acompañan (por turnos individuales) en caso de que necesites pipí, popó, fumar, beber agua, o llorar de desesperación a escondidas en cualquier lavabo…

Imagino que no es necesario que lo diga explícitamente, pero los amables vigilantes se quedan en la puerta.

Y el examen en sí…bueno, son sólo 10 preguntas, que si alguien tiene curiosidad pues que me lo diga y ya le torturo en privado. No me gusta adelantar acontecimientos, pero voy a hacerlo:  según las notas enviadas por mi profesor (es decir, que hay pruebas), tengo 4 preguntas bien, 3 bien pero flojas, una bien pero con un fallo de identificación y dos sin contestar, lo cuál podría equivaler a un 6 en España, décima arriba décima abajo.  En este mundo escandinavo paralelo equivale a un “Fail, recuperas a principios de febrero”.

Ya está, me he explayado y me he quedado agustito con esto del examen. Gññ. Quizá sería más coherente estar estudiándomelo pero es que primero tengo que desfogar, para hacerle un huequito a la coherencia y a los DTDs.

Capítulos gastronómicos: la última cena.

Pero sin traidores ni crucificados, ni que fuésemos sectarios o algo. Con la última cena me refiero al multicultural encuentro gastronómico de DILLers que tuvo lugar en la planta baja de la residencia de St. HansHaugen. O en otras palabras más expresivas: ñam ñam 😀 . Detallo el menú (o la parte que recuerdo del menú).

Mini-kebab durum: lamento mucho no acordarme del nombre de muchas de las comidas y tener que inventármelos, maldito cerebro de retentiva semi-nula, ARGH. Bueno, esto a lo que yo llamo mini-kebab consiste en una especie de pequeños panes de pita enrrollados que llevan dentro vegetales varios. Durum tamaño tapa. Muharrem, Turquía.

T-egg: ¿a qué a nadie se le había ocurrido cocer un huevo durante 20 horas en té? Pues ya es hora de que se os vaya ocurriendo, que está muy bueno. Un poquito seco, pero nada que no se arregle con alguna salsita ligera y marrón de nombre e ingredientes desconocidos. Jing, China.

Bramborak. Yo esto ya lo había probado. ¿Alguien recuerda una comida checa que probamos en Etnosur y que eran como unas tortas de patata y huevo pero con un ingrediente secreto especial? Pues el bramborak es eso, pero como la cocinera era una chica maja y Oslo es bastante caro para según qué cosas (bueno, para todas en realidad), pues  no special weeingredient. Hanka, República Checa.

Tortilla y media de patatas. Todos sabéis lo que es una tortilla de patatas, pero os voy a explicar cómo se hace una y media, porque eso ya tiene su técnica y no lo hace cualquiera. La preparación es similar a la de dos tortillas pero en el momento de darle la vuelta a una de ella hay que echarle chulería y hacerlo en el aire, lanzando la tortilla hacia arriba para luego, tras un giro precioso,  recoger sólo una mitad. La otra ya si eso dejar que se vaya por el fregadero o tirarla a la basura, que no es necesaria…Nieves, España.

Mezcla checa extraña pero rica: esta si que no hay manera de nombrarla. Podríamos llamarlo Játra s rýží a houskovými knedlíky por ejemplo, pero es que este va con cerdo y el que comimos era sin cerdo (arroz, castañas, quizá huevo, puedo seguir enumerando ingredientes pero me los estaría inventando completamenete). Lucie, República Checa.

Doro Wat. Son como unos crépes pero con sabor a algo. Ya sé que los crépes también saben a algo pero no es a un algo tan intenso cómo el sabor de esta cosa. El relleno suele ser de carne, según entendí de varios tipos, pero el que yo probé era estilo carne a la Secretaria (es el plato local, aunque no exclusivo, de Alcalá la Real; para los que se hayan perdido). Helen, Etiopía.

Sarma? Voy a llamarle Sarma porque el plato que conozco que más se le parece a esto se llama así, pero tampoco lo recuerdo. Pum pum pum (cabeza golpeando escritorio e invocando recuerdos atrapados en formato xml). No, no me acuerdo, pero son una especie de hojas de parra rellenas de algún tipo de guiso de arroz y carne. Muy rico, como todo. Elnara, Azerbaijan.

Pollo … Creo recordar que había una especie de pollo al tandoori pero mucho más rojo. De nuevo, me faltan detalles pero es que esto no llegué a probarlo y esta entrada está saliendo prácticamente de los recuerdos de mi paladar. Hugo?, Holanda . Aquí aquí empieza a embrollárseme hasta la autoría de cada plato. Ah, si, que no lo había dicho, pero también había vino.

Pumpkin pie: es el pastel americano por excelencia, ese que hacen todas las mamás de las pelis el día de Acción de Gracias para después del pavo. Cómo su propio nombre indica, el pastel de calabaza viene a ser un pastel de calabaza. Jenny, USA.

Riskrem: postre navideño noruego a base de arroz, leche, crema de leche, esencia de almendra, almentras picadas, y sirope de frambuesa. Una especie de arroz con leche espeso, que se me ocurrió reproducir para la cena de Nochebuena en casa. Exitazo. No, espera: exitazo.   La cosa curiosa de este postre es que la persona que se encuentre una almendra entera recibe un premio (una especie de cerdo de mazapán).  Live, Noruega.

– Fresas en crema: probablemente no sea este el nombre por el que deban ser recordadas pero va a ser con el que me vais a tener que entender. Estaban buenísimas y congeladísimas, así que es una pena que después de media cucharada mi estómago empezó a emitir la decimoquinta y definitiva alerta de “para, que ya estamos llenos”. Ewelina, Polonia.

– Pepperkaker, mazapán, cava. El mazapán cubano y el cava son de Luis, Cuba, pero los pepperkaker no se de dónde salieron, quizá Kevin. Las pepperkaker equivaldría al turrón: todo el mundo come Pepperkaker o galletas de pimienta en navidad, no son muy caras y están bastante buenas. Pero eso muchos de los que leeis ya lo sabreis, ¿no?  Que llevé la maleta llena de Pepperkaker. Para los que no os hayan llegado, no os quejéis, que es que se agotaron antes de que yo hiciera todas mis reservas, y ya sabéis que lo primero es la familia…

Por cierto, aún espero unos pepperkaker caseros…ejem, ejem.

Beefeater. Rasmus, Dinamarca. Y aquí sobran las explicaciones y ya es muy de noche en mi relato y sobran muchísimas palabras en esta entrada…

Diller después de la cena
Y además, una imagen vale más que mil palabras

Aunque mi primera intención era cargarme todo diciembre y parte de enero de un plumazo, he decidido que ya estoy cansada, y que además para seguir contando tendré que consultar derechos y eso. Así que punto y ZZZzzzzZZZZzzzzZZZ

 

 

 

 

 

 

0

11 comentarios sobre “Yo tenía un blog

  1. Ay que me gusta leer tu blog ! Me encanta como describes las situaciones jajaja me parto.
    Tu disfruta a tope ( que se nota que lo haces ), por que estos dias en unos años los recordaras como los mejores de tu vida.
    Un abrazo desde Ibiza

    Maria

    0
  2. Pues vaya alimentación tan international no?.
    Por cierto. Sobreviviste al examen de 6 horas. Supongo que si. Entonces: eres una divine crack.
    Un beso golfa y seguimos en contacto con amol.

    0
  3. Suponiendo que fuese por mí, los pepperkaker fueron hechos y devorados en el mismo día, la próxima vez debes ser más rápida.

    0
  4. POR FIN VUELVE NIEVES!!! yuju yuju!! que estaba deseando entrada ya… (no lo sabías verdad…la próxima vez soy mas cansina…)
    Me he reido un montón con tus historias y descripciones, jeje.
    Yo también he probado el Pumkin Pie aquí… creo.
    Qué bueno que te acompañen al cuarto de baño para el examen… ¿pero te registran antes de entrar por si vas a mirar alguna chuleta? jeje.
    Y otra cosa, que injustos son, eso es mas de un Bien en España… y sobreviviste!! demasiado que sobreviviste…!! oconsidérate una … superviviente,jeje.
    yo no he probado pepperkaker de esos, a mi no han llegado…
    Besos guapa. Yo también tailoviu ;)… MUCHAS GRACIAS… YA HABLAREMOS DE ESO…

    0
  5. cocer un huevo en te durante 20 horas…. la idea parece buena, lo que no me gusta es la salsita “ligera y marron de ingredientes desconocidos…”

    0
  6. Nieves, estoy esperando otro post…. jooo
    Sabes que nos tienes enganchados, cuenta un día cualquiera tuyo, si es siempre interesante!!!!

    0
    1. Hace mucho que no me pasaba por aquí, y ya veo como has progresado, ahora piensas en ingles (o noruego, que con los idiomas me pierdo)
      Grññlkjkljhgfytrillkillyoukhgfffjkkhgfdillkillyou,nhbhjgcillkillyoukillyoukillyou
      y ademas también sueñas en ingles que eso ya si que es conocer completamente el idioma ZZZzzzzZZZZzzzzZZZ
      lo que no puedo saber es lo que estas soñando.

      Bueno pues ya puedes volver a escribir aquí que ya te vuelvo a leer.

      0

Deja un comentario