Edinburgh, after all

Edinburgh, after all

Sí, estoy en Edimburgo. Algunos ya lo sabéis, otros quizá os estéis enterando ahora, yo lo descubrí antesdeayer, y aún no tengo claro del todo cómo, cuándo, de repente y porqué carajo estoy aquí…
A ver, me explico…

Esto era una vez una chica pelirroja de bote pero supermona (osease yo, en pleno intento de subirme la moral) que decidió que encontrar trabajo en España se había vuelto más complicado que encontrar las 7 bolas de dragón, así que después de mucho analizar la situación, estudiar las posibilidades e informarme sobre todas las vicisitudes a encontrar, decidí comprar un vuelo para Exeter. Había leído tanta información sobre Exeter que conocía el lugar como si hubiera nacido allí. Había dos datos que hacían de Exeter la opción perfecta: poco paro y pocos canis. Y eso con solo unos 200 días de lluvia al año.  Mis criterios de selección están muy estudiados, lo sé…

Pero entonces una gran empresa de diseño de plantas petroloquesea se leyó mi currículum (debía ser el premio al currículum número un millón que enviaba) y me llamó. Ahí empezó el proceso selectivo más largo que he tenido en mi vida: un cuestionario, dos currículums diferentes, entrevista telefónica en inglés, entrevista por videoconferencia, entrevista presencial…como corresponde a un puesto de gran categoría, claro: una beca de 6 meses en Madrid. Y yo pensaba que «El método» era ciencia ficción (por cierto, recomiendo esa peli a quien no la haya visto…)

Resumo el final: después de una entrevista en la que me dijeron perlas como «has pasado todos los filtros, en realidad solo estás aquí para que te veamos la cara» o «tú inglés es tu punto fuerte, solo tres de los candidatos para las 5 plazas tenéis inglés fluido» o «hay otro puesto de sustitución en la biblioteca técnica pero yo prefiero tenerte de documentalista, porque no quiero desperdiciar tu inglés»…pues después de todo eso me descartaron. Antesdeayer. Diciendo que estaban encantados con mi perfil, que por favor me inscribiera en su página para futuros procesos. A todo esto, yo había cambiado el vuelo de Exeter unos cuantos millones de veces saltando de fecha a fecha, buscando el precio más bajo. Y en mi último cambio resulta que encontrar el precio más bajo incluía cambiar de destino. Yeah. Así, sin pensar porque pensar duele, cambié el vuelo para Edimburgo. Una corazonada o una gilipollez, para qué le vamos a poner nombre…

Así que aquí estoy, en Edimburgo, un par de días después de saber que no seré documentalista de una petronosécuantos en Madrid. Menos mal, por un momento pensé que tendría que comprarme ropa pija….uff, qué alivio (eso es pensamiento positivo, lo uso para encubrir las ansias homicidas).

Podría contaros que fue un viaje normalito, pero mentiría y los que me conocéis lo sabéis: yo NO tengo viajes normalitos…pero vamos, salvando el hecho de llegar al aeropuerto con el tiempo pegado al culo porque a ciertas autopistas les faltan cambios de sentido, de que me hubieran cerrado el check-in y tuviese que correr hacia el mostrador como el enamorado que va a buscar a su enamorada al aeropuerto, en plan peli americana, o de que mi billete electrónico no se hubiera emitido correctamente y tuviesen que recolocarme a la carrera, y de que el avión se retrasara una media hora…salvo eso, no pasó nada. En España. Porque el recibimiento en Inglaterra fue de lo más especial.

Desde mi ventanilla del avión veía campos verdes, bonitos, perfectos, con sus ríos y todo por en medio y pensaba «Qué bonito es Reino Unido, espero que me vaya bien por aquí». Cinco minutos después aterrizo en Southampton, donde tengo que hacer escala con solo una hora y media de margen. Eran dos horas, pero os recuerdo que mi avión había llegado con retraso. Aún así estaba tranquila, en hora y media me daba tiempo a hacerlo todo. Salvo que en el mostrador de UK border una señora azafata repelente decida que tu pasaporte es sospechoso y te retenga una hora haciéndote preguntas sobre tu destino, intenciones, gente que conoces, porqué viajas sola, qué vas a buscar, cuándo piensas volver, qué haces en España, qué hace una chica cómo tú en un vuelo Business cómo este (cosas de tanto cambio de vuelo…). Se ve que tengo cara de terrorista internacional porque es la segunda vez que me retienen…sabéis que soy honesta y más pacifista que Ghandi, ¿alguien conoce una manera de que te hagan costar eso en el DNI? Porque me ahorraría algún que otro mal rato…
Cuando la chavala por fin se da cuenta de que no estoy en Inglaterra a matar a la reina ni nada me deja pasar para tomar mi vuelo a Escocia. Mi hora y media de margen se ha convertido en 40 minutos.  Empiezo a pensar que no me gusta como pasa el tiempo en Inglaterra -.-

Aún asi, 40 minutos dan para mucho. Solo necesito conseguir mi tarjeta de embarque y como no hay cola, parece tarea fácil. Parece, pero ahí está Murphy, descojonándose vivo de mis ilusiones…Resulta que, otra vez, no se ha emitido billete para mí. A mi correo sí que llegó el billete, pero a la compañía no le llegó, así que a mí se me confirma que tengo un vuelo pero a ellos no. Lo cual es una putada, porque ellos tienen avión, y yo no…»Afortunadamente», después de «solo» tres mostradores, 30 minutos y cuatro ejercicios de control de la ansiedad, consiguen emitirme un billete. De nuevo se repite la escena de Friends de Ross corriendo al aeropuerto a buscar a Rachel, o al revés, en verdad no me acuerdo quién persigue a quién, pero yo perseguía claramente al tipo de la puerta de embarque, que estaba a punto de cerrar…
En fin, lo normal, no puedo quejarme que no me perdieron la maleta ni nada. Eso sí, yo de aquí en adelante vuelo con Ryanair. Y aplaudo con fuerza al final, que siempre me ha parecido estúpido, pero una gente que emite sus billetes se lo merece. Ea.

Menos mal que en Edimburgo ya lo tenía todo controlado, tenía anotado el bus que tenía que coger, a qué hora, dónde bajarme, un mapita con la ruta del bus, un mapa cn la ruta desde la parada hasta el albergue…Yo me preparo muy bien, para que no me pasen cosas raras. Lo cual es una estúpidez, porque me van a pasar de todos modos. Ayer mismo le contaba a mi madre que Edimburgo según había leído se parecía un poco a Granada. Sí, en las obras. El centro, levantado por las obras. La ruta del bus, cambiada. La llegada al albergue…¡un milagro!

Pero en fin, aquí estoy, en un albergue tan sucio como acogedor (y es bastante acogedor…). Y lo mejor, hace sol.
Como me dicen todos por aquí porque he pillado a Edimburgo soleado, soy una chica con suerte. 😉

Creative Commons License AttributionRepublish
0

6 comentarios sobre “Edinburgh, after all

  1. Pero Edimburgo es una ciudad «mu rebonica»…
    ¿sirve de algo que te lo diga?
    Dale saludos al «gaitero» de Princes Street 😉
    Be brave!!

    0
  2. ¿Entonces te has ido a la aventura? Que tengas mucha suerte! y bueno, estaba pensando yo que quería visitar Edinburgo por eso de ver los castillos y el verdecito… ejem xD bueno ya nos seguirás contando!

    0
  3. Edu: rebonica, rebonica! Me he enamorado en solo un día…y al gaitero lo he visto desde la otra acera. Mañana si lo veo ¿qué le digo? ¿Que muchos besos de parte de Edu? 😉

    Alberto: a la aventura o las desventuras, lo que salga. Es lo que hace la desesperación / frustración de meses buscando sin encontrar. Y Edimburgo es muuuu nonita, así que en cuanto tenga un currito y una room para mí sola, se abre la temporada de visitas 😉

    Sole: jajajajajajajajajajajaj…¡El Abraham parecía regentado por Don Limpio al lado de éste! No, ya en serio…anoche estaba muy guarra mi habitación, pero luego descubrí que no era culpa del albergue, y que las guarrillas eran mis compañeras (English slutty teenagers). Pero vamos, que tampoco es que sean muy de frotar por aquí…

    0
  4. Bueno Nieves pues mucho ánimo! No todo el mundo se atrevería a hacer algo así, pero estoy seguro que con tu inglés y toda tu experiencia acumulada te ubicarás rápidamente. Seguiré tus andanzas por aquí 😉

    0
  5. Wowwww Nieves!! Wue no te pasa a ti?
    Aun recuerdo cuando te registraron en el aeropuerto de Oslo!!! Jajajjaja
    Que tal te va todo?
    Conecta al facebook mujer!!

    0

Deja un comentario

×

You are free to:

 

License

Creative Commons License AttributionCreative Commons Attribution
Edinburgh, after all