Día 5. Fauna, flora y fruta.

Día 5. Fauna, flora y fruta.

Si todo se desenvuelve acorde al plan previsto, voy a hacer de ésta una entrada cortita. Primero, porque vimos menos cosas que los días anteriores, y segundo, porque si me propongo hacerla cortita a lo mejor, puede qué, quizá, no hago promesas, no supere las 1000 palabras esta vez y hasta mi padre se digne a leerla, aunque no hable de injertos ni una sola vez…

Nos levantamos con calma y tostadas y marchamos hacia los jardines botánicos, que son…pues eso, unos jardines botánicos. Con árboles, plantas, flores…si no me equivoco, la idea que tiene mi madre del paraíso pero con (bastantes) más bichos. Si tuviese que resumir, diría que éstas son las cosas que más me llamaron la atención (y al fin y el cabo resumir era mi plan de hoy):

  • En el apartado árboles, el tamaño y la cantidad de frutales con frutas completamente desconocidas y extrañas para mí: buah pulasan, chikus,etc. La frutera de mi barrio ya te digo yo que no vende de eso…
  • En la sección floral, ganan las flores que se asemejan a aves del paraíso y la diversidad de orquídeas, algunas híbridas (injertadas que también se puede decir, ¡al final si que lo he mencionado!) diseñadas especialmente en honor de personajes insignes y entrañables como Margaret Thatcher, sumamente adorada en mi nación de acogida.
  • En plantas…nah, en plantas tampoco había nada que no haya crecido antes en el pasillo de casa de mis padres (es broma. Bueno, un poco broma.)
  • Y en el apartado bichos está la parte más interesate: lagartos del tamaño de bebés dinosaurio (Varano gigante, creo), tortugas, mariposas, libélulas, pájaros azules, carpas enormes, anguilas…¡y el sonido de los insectos! Nunca antes había escuchado algo así…los insectos generaban un sonido tan agudo e insistente que dominaba absolutamente todos los demás sonidos del jardín y que jamás hubiera imaginado que podía provenir de los insectos…ah, y otro bicho, una lagartija que al respirar se le inflaba un triangulito amarillo en la garganta y que medio vuela de un arbol a otro…

draco_dussumieri_nelliyampathy
Lagartija planeadora de garganta amarilla (Yellow throaded gliding lizard) o Draco dussimieri Nelliyamphati pa’ los colegas… Foto de Ajith U [CC BY-SA 4.0], from Wikimedia Commons
Imagino que debía haber muchos más bichos por los alrededores, pero quizá algo más timidillos para ojos inexpertos…

Pasamos prácticamente todo el día en el botánico sin pausa ni para comer, aunque sí para beber y recuperar los 750 litros de agua que habíamos ido perdiendo en sudor. Existe un documento gráfico de ese día en el que la cámara nos ha inmortalizado a los cuatro con un estupendo look «relamido de la vaca» super divino moldeado a base de cantidades industriales de sudor y humedad. Obviamente ese documento gráfico no tiene esperanzas de salir a la luz mientras yo tenga uso de razón…

Del botánico nos fuimos a cenar a un sitio que ya nos dio alegría habernos saltado el lunch, ya: Elemen. Nos decantamos por el menú de 8 platos (íbamos sin hambre) a elegir entre varias opciones. Aunque bueno, quién dice platos dice tablas, platillos o vasos de chupito, que así parece menos de ansias vivas que nos termináramos casi todo…

Una tarde de estas que vayáis a Singapur os recomiendo pasar por ahí a cenar, porque ademas de estar todo tremendo y no ser muy caro, comer ahí es muy divertido. Asumiendo que tu concepto de divertido se parezca un poco al mío: no tener ni pajolera idea de que te estás zampando pero fliparte porque lleva arroz morado o tomarte una sopa de árbol que te rejuvenece 20 años o alucinar porque tu cóctel va cambiando de color. ¡Es como la versión gordi-feliz de los deportes de aventura!

Y con el feliz recuerdo de colores y flores iba a cerrar el día pero hay dos cositas más que quiero comentar. La primera es que en mis notas escribí sopa seguido de, entre paréntesis, «wachimflomki». Google no tiene ni idea de lo que es pero eh, yo lo escribí ahí y sería por algo, ¿no?  Se aceptan teorías en cuánto al significado porque yo me he rendido…

El segundo detallito que quería comentar es…¿Vosotros sabéis algo de Brunéi o sois tan incultos como yo? Cuando el taxista nos llevaba del botánico al centro comercial (no he comentado que el restaurante estaba en un centro comercial pero si no lo habíais supuesto ya es que no habéis estado atentos…) pasamos por delante de la embajada de Brunéi y ahora ya sé algo de ese país que no sabía: tienen mucho, mucho, mucho, mucho dinero, dinero hasta decir basta. Tanto dinero que da asco. Y además debe estar bien concentradito porque el país es una mierda de chico, si es una mancha en la isla de Borneo que si lo miras en el ordenador igual crees que tienes una mota en la pantalla en vez de un país en el mundo…

Brunei
Brunéi, el país mancha.

Ahora sí, cierro el día con mis recuerdos de sushi de shiitake, gachas de arroz violeta y bebidas de flores…

Uy, que no, que se me ha vuelto a olvidar algo. Después de cenar fuimos a la comisaría más cercana a denunciar la pérdida de mi móvil y ¡flipa! la comisaría era totalmente personless, ni un alma en el edificio. Una máquina para objetos perdidos, una máquina para denunciar (si tienes carnet singapuriense, si no te jodes) y una señal con una imagen que viene a decir que «si entras donde no debes en la comisaría te cosemos a tiros» (seguramente con otro aparato). Estas máquinas nos están comiendo terreno a toda velocidad, igual te hacen de asistentes del McDonalds que de agentes de la autoridad…

Y ahora ya sí, lo prometo. Termino el día con recuerdos de salsa de frambuesas y chupitos de vinagre (vaya, otra cosa que se me olvidaba…aquí en Singapur te sirven chupitos de algo que ellos llaman sidra y yo llamo vinagre para limpiar el paladar entre platos…un poco más y te dan para que lo limpies con lejía…puaj!)

 

0

4 comentarios sobre “Día 5. Fauna, flora y fruta.

  1. Que graciosa eres, me he reído un montón contigo, jeje.
    Le he preguntado a Sergio si conoce ese país, y sí lo conocía… Dice que es un paraíso fiscal como Gibraltar.
    Wachimflonki… Pues claro, una sopa con mucha mejunje de cosas, y que parece un pelin aguachurri, jeje.

    0
    1. Gracias 😉
      Me alegro que alguien lo haya entendido porque yo estuve un rato dándole vueltas a ver qué ponía y qué significaba… Mis notas del viaje requieren paciencia… Mucha paciencia…

      0

Deja un comentario